SLIDER

LIBROS EN BLANCO

LIBROS EN BLANCO 

La tesis


libreta o libros en blanco

Hoy quiero compartirte una de las tantas ideas que vengo engordando (qué pensamiento el mío, no? muy ad hoc para la época navideña y de fin de año) sobre los muchos usos de los libros en blanco, cuadernos o libretas.

Hace tiempo yo era una de las tantas personas que "debían la tesis". Unos diez años habían transcurrido desde mi última materia de Bellas Artes, una mudanza de país, hijos creciendo, diversos trabajos en medio, me separaban de ese momento que se vislumbraba como el gran hito del camino: "me recibí". 

En mis computadoras sucesivas empezaron a acumularse carpetas varias con el título raíz de "tesis", Tesis México, Tesis lecturas, Tesis proyecto, Tesis protocolo y algunas más ingeniosas también, pero igual de ineficaces a la luz de la verdad, ya que seguía yo sin avanzar ni en un título del utópico índice.

Alimentaba largas listas de bibliografía, resúmenes de textos, muchas citas, ordenadas, supuestamente organizadas, y seguía clavada en mi utopía. La frase maravillosa de Eduardo Galeano acerca de la misma, no se hacía efectiva: “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para avanzar.”
Nada de nada. Aumentaban los métodos organizativos, la acumulación de datos y nada significativo de avance.


¿Escribir a mano aún?

No sé cómo llegó a mí un libro que hablaba de mapas mentales. El tema es hoy común en las escuelas y casi cualquier estudiante ha elaborado uno con más o menos beneplácito y aplicación significativa para el aprendizaje. Yo jamás había estudiado con ellos. ¡Soy ingreso 1985! Espero ese numerito brinde suficiente dimensión: soy una señora grande. 

El temita me atrajo. La propuesta de usar lápices de colores, plumones, figuras, al menos me brindaba la emoción de retomar el color y de rayar libremente y con buena excusa sobre papel. 
Pero... ¿y todo el bagaje digitalizado de información? Por un rato, y quién sabe cómo sucedió, me di la libertad de olvidarlo, y empecé por leer un texto y resumirlo a mano en un bibliorato grandote y feo pero de buen papel que alguien quizo descartar y yo rescaté para mis libros en blanco de colección. 

escribir a mano

escribir a mano

escribir a mano

La fiesta

Voy acá cerrando, lo que se produjo, créeme, fue algo maravilloso. 
Destrabé. 
No entiendo muy bien cómo, pero destrabé ese síntoma de acumuladora compusiva digital, para dedicarme a aprehender, escritura a mano de por medio, cada texto que debí leer para la mentada tesis. 


Y no digo que fue fácil ni todo se deslizó sin contrariedades, pero al final, la terminé. 

lapicera fuente personalizada
Mis amigas me regalaron este significativo objeto. 


Tuve una tutora de mi universidad, a distancia desde Rosario, y una amiga co-tutora en México. Fui a Argentina a rendirla, armé fiesta mexicana con papel picado y dulces típicos y cerré brindando un taller de arte y vida a mi gente querida. 

Taller arte vida tesis


Hay mucha información en la red sobre los beneficios de escribir a mano. Te dejo algunos de los artículos que me han gustado:



¿Pruebas? ¿me cuentas?
¿Tienes algún pendiente de esos vitales, intelectuales y que te comen el coco?
¿Escribes a mano aún?

Déjame tu comentario. Me gusta. 









© Fetiches de cartón • Theme by Maira G.