SLIDER

A la selva, libro de artista.


Estoy tomando un taller que se llama Bitácora como proceso autobiográfico que imparte la maestra Ana Mayoral, en su estudio del centro de CDMX. Lindo, intenso, robusto de posibilidades, claro, si quieres sumergirte en tus-mis adentros! Y quiero. 

Este Libro de artista fue concebido como parte de un ejercicio en el que había que crear un personaje (siempre yo, desde mí, atendiendo al proceso del curso) y situarlo en una historia de seis cuadros. Un deseo: ir a la selva con Eva, a conocer, a estudiar, a mojarme, a gozar! 

Otra de las indicaciones o sugerencias, fue la de calar, cortar, hacer lo que llaman también Paper cut. Elegí el collage para mis personajes y un popurrí de materiales y texturas. Papeles hechos a mano, de fibras, amate, varios. 
La encuadernación en base a un origami donde guardé las seis postales. 
Me gustó mucho hacerlo! 

Rosario, el generoso Paraná

Estando en Rosario, descansando un poco, trabajando otro tanto, ejerciendo con amor la mayoría de los roles que elijo, tuve la suerte de detenerme en lo que el Paraná me regalaba: 

fue espejo, 
bruma, confusión,
metáfora de ciclos, 
tempestad en ciernes y 
belleza imperiosa. 

Recogí con la vista, con la palabra contenida y con el deseo de escribir y contarlo. 

Ahora te lo muestro a ti, a vos, pero en esos días, pude contarle a ella, del río, de este agua que nos corre por las memorias. 





























La mesa del café. Libro de artista.


Ayer terminé este Libro de artista: La mesa del café.

Mis endorfinas  a tope cuando al fin le vi el camino  de resolución. Como si el tema mismo,  el café, hubiera entrado a mi proceso creativo, dándome lucidez y claridad.
Tuve presente mientras trabajaba, el camino, que recorrí, para arribar a la pieza como está ahora.
También, hoy en la mañana, en las páginas que escribo desde hace unos meses, pude penetrar más aún en la trama y deshilvanar los puntos que había tocado para tener el libro listo, y pensé compartilo.




libro de artista la mesa del café

libro de artista la mesa del café


Antes de hablarte de eso, por si te interesa, te cuento de qué se trata el proyecto.
Es una caja cuadrada, como mesa, contenedora de una serie de páginas sueltas con historias, instantes emocionales que hoy puedo significar y que ocurrieron en torno a una mesa de café.
Las técnicas gráficas y plásticas que usé fueron: seis páginas con estampas, Grabado en linóleo, transferencias, escritura directa en las hojas que fueron previamente teñidas.

Cartotecnia para la caja, cubierta con tela  teñida y texturada como costal, con distintos tintes y procesos y colocación de un mosaico de piel grabado en tórculo con granos de café.

Color de acuerdo a la temática.

libro de artista caja


libro de artista caja

Ahora te comparto parte del proceso creativo en sí.
Hace unos meses, en un grupo de escritura en el que participo, varias mujeres casualmente narraron sus pequeñas grandes historias en torno a un momento de café. Yo misma, que olía en cada desayuno mientras revoloteaban palabras en mi garganta, pensé, "podríamos escribir un algo colectivo en torno al tema". Ahí quedó.


linografía transferencia libro de artista caja
                                   

linografía transferencia libro de artista caja
                                   

Tiempo después, escribiendo mis páginas de la mañana, las rigurosas tres que sugiere el libro de Julia Cameron, me vi diciendo que sería bueno recopilar emociones y vocablos en torno a lo que la bebida y sus entornos evocan y provocan en mí. 
Así, ese viernes, me puse a bocetar granos de café sobre una textura de mesa. Teñí las hojas, hice transferencias, linóleo tallado, tinta, tórculo y quedaron listas seis páginas que guardé en un cajón sin saber cómo habría de seguir. 

El jueves pasado, abrumada y sin poderme concentrar en trabajar, dije basta! y volví a las estampas guardadas. Luego de un rato, de mirarlas y sentirlas, bajada mi autocensura y mi nivel de presión, me dejé llevar por mi verborragia permitiendo que las palabras cayeran de mis dedos con tinta color marrón sobre ese papel tan bonito de algodón. 

Mi letra no es de fácil lectura, la forma circular que decidí usar para desarrollar el párrafo, tampoco permite legibilidad pronta y simple. Tampoco es simple una charla de café, y mínimo, amerita tiempo y disposición, no?

La prima Adriana, mis amigas de siempre, el amor de hoy y el desamor de ayer, los ojos café claro de mis hijos, el café aguado que aprendí a tomar en Mexico, los sueños que ayer tuve y que hoy renuevo, allí quedaron, escritas, de puño y letra. 

linografía transferencia libro de artista caja


Mientras, aparecía lo demás, la idea de la caja, cuadrada, como las mesas del Cairo, la cafetería por excelencia de mi pueblo, y del color que no podía ser otro. Lo demás, no sé, texturas, formas ajustadas, medidas, más recursos, y algunos recuerdos extras. 


Quizá haga una pequeña edición de esta pieza, en blanco, para que cada quien escriba sus tazas de café ¿gustas?




Libros desmesurados

Soportes de papel


El reto, la desmesura.
Bueno, no, más bien, hablar de la desmesura de este, mi proyecto para el #ConcursoDesmesurado, de Paula Lesina.

Mi proyecto soy yo misma y mis multiplicidades de soportes.

Mis fetiches, son mis modos de abordar la vida, de registrar la mirada, de paso a paso, puntada a puntada, pliegue a pliegue ir rellenando los huequitos que puedan aparecer, cuando quieras, tú, sí, tú, expresar algo y no sepas dónde hacerlo.
¡Eso, hacer muchos y diversos "dónde" ha sido mi tarea, creo!

libro papel reciclado impreso

De algún modo, siempre desmesuré sobre soportes donde se podían poner palabras, colores, rastros, el index de un instante: una pared, una manta, una lona, una enorme tela donde me pediste que escribiera consignas de luchas, tus luchas.  Pinté tus muebles, hice cortinas que sugerían, invitaban a la luz, rayé tus paredes, bordé tus visillos, tejí los canastos que abrazarían tu pan.

Vestí tu sala, restauré esa alacena que la familia ya desechaba y tú amaste.  Decoré el cuarto de tus niños, recuerdas? Arropé la cuna, el moisés y dibujé sus sábanas con la canción que le cantarías.

Hoy hago libros, soportes más amables para mis 50 años. Ya no trepo escaleras para colgar los velos, pero sigo en esto de materializar espacios para que vuelques tus anhelos, tus deseos, las fotos de la boda, las cartas de la adolescencia, las firmas de quienes llegan hoy a celebrar, o simplemente a tomar un café en tu casa (has pensado tener un libro de firmas en la entrada para que tus amigas dejen allí algo para ti?).

Me gusta viajar, horas de camino son perfectas para que un hilo, quizá el mismo que en mi ciudad venden, adquiera el brillo del oro y pase a ser parte de mis tesoros si lo encontré en ese pueblito remoto.
Colecto papeles, telas, bordo y sueño que ese libro es el que necesitas, para ti, para regalar, para tus hijos, para tu nieta! (tienes una nieta como yo?).

libro bordado

Conclusión

Resumo, como puedo, resumo: hoy, hago álbumes, bitácoras, acuarelos, tacos de dibujo, libros, cuadernos, libros de viaje, agendas perpetuas, libretas, libros de firmas, recetarios, diarios íntimos, álbumes de recuerdos, libro para bebé, trabajos especiales, books de moda, portafolios, folders, bloques, acordeones, libros carrusel, libros túnel, libros origami. Y puedo teñirlos, bordarlos, pintarlos, forrarlos, grabarlos, entintarlos, plegarlos, escribirlos, dibujarlos, ilustrarlos, pegarle objetos, meterlo en estuches, en cajitas de madera,  rotularlos a tu nombre, pintarlos con flores de verdad, coserlos, prensarlos, pegarlos y seguro algo más, entre tau y yo, se nos ocurre!

Hago libros enormes!!!! Y mínimos!

libro enorme grande
 Y mínimos!
librito libro mínimo pequeño

Y tú, desmesuras en algo?










GABINETE, COLECCIÓN.

¡Me urgen estas palabras!

Con ellas quiero contarte, así, alocada y rápidamente, para en seguida pasar a mostrarte estas bellezas (nada de modestias que minimicen lo que en verdad es), en las que estuvimos trabajando en estos últimos tiempos.

Hablo en plural, pues es ésta, una nueva colaboración: Itzel Gutiérrez es una muy talentosa joven, que lleva adelante MAMÍFERO, su proyecto de diseño textil.

Trabajamos apasionadas en la entrañable GABINETE, Colección. 

ARTE-TEXTIL-BITÁCORA-GABINETE

Cada Gabinete está compuesto por una pieza de arte textil, un collar con dije, un libro bitácora y un frasco miniatura para intervenirlo todo con tu deseo y fantasía. 

ARTE-TEXTIL-BITÁCORA-GABINETE

ARTE-TEXTIL-BITÁCORA-GABINETE


Flores selváticas, insectos dorados con alas de seda y brillos y un soporte donde puedas anotar los sitios que con él visites.
Como en los antiguos gabinetes de curiosidades, puedes registrar los momentos, los hallazgos, los paisajes mentales y emocionales que transites cuando lleves la Joya contigo pendiendo de tu cuello.

ARTE-TEXTIL-BITÁCORA-GABINETE
JOYA TEXTIL, LATÓN, SEDA, ECOPRINT, FOIL

ARTE-TEXTIL-BITÁCORA-GABINETE
BITÁCORA, TAPA FLEXIBLE, PAPEL RECICLADO CON INCRUSTACIONES


Las técnicas

La bitácora está forrada de papel reciclado hecho en Chiapas, por el colectivo xoxil Leñateros y tienen incorporadas flores, culandrillo, especies y papel picado. Es de lomo cuadrado, tapas flexibles y cantos texturados. Como siempre, hasta el último suspiro, inspirado.

Las telas que baten alas en los insectos y en los pétalos, están teñidas con ecoprint, con el color de flores y plantas naturales.

Hemos puesto manos a la obra  más personas todavía, el carpintero de mi colonia, la hermana de Itzel, Becuana, en el vaciado en cera,  por ello en cada pieza, notarás mucha energía!

Ojalá te guste, te animes a llevarte uno, son sólo 12 gabinetes los que tenemos para escoger. Todos distintos y hermosos. 
Puedes contactarme a mí o a Itzel














JARDÍN DE IDEAS. CON SARA NIETTO


¡Extra, extra, primicia!

  

¿Qué hay de nuevo? 

Un libro de autor colaborativo, cuento ilustrado.

¿Quiénes? 

¡Sara Nietto y yo! 

Así sucedió: 

Le propuse a Sara hacer juntas ** un libro, sólo le di el formato: se trabaja una hoja completa con todos los folios, se manda a imprimir, se hacen un par de cortes y plegando, surge una especie de librito origami.  Lo demás, pura belleza, es cosa suya, de sus manos y de su inquieta imaginación. Yo haría la edición y la materialización.

** (cabe aclarar que Sara está en Mendoza Argentina, y yo estoy en Ciudad de México. Pero apelando a la experiencia de años, buscando quiénes se suman a la cadena de favores de llevar y traer cosas Argentina/ México, confiamos que así sucederá, y la mitad de esta edición de 100 ejemplares, pronto estará en manos de cada una)

Les cuento algo más sobre lo que le da sentido a mi alegría.
Al iniciar cada año, me regalo una palabra o una idea que irá guiándome por los siguientes meses. No hago  lista interminable de objetivos que  me funciona más  como traba culposa, es más bien una alusión inspiradora, una especie de espíritu de acción, un refuerzo para la motivación cuando me disperso entre mis mil caminos de intereses.

En una ocasión me dije: no dejaré pasar a la gente valiosa, así que fue un año de conocer personas, frecuentar más amistades, digamos, socializar mejor, algo que requiere esfuerzo en esta ciudad donde el tiempo se diluye en horas de tránsito, por ejemplo.
El 2014 fue,  año de libros de artista, y a eso me dediqué desde el aprendizaje, las horas de ocio, y lo tomé como mi modo de expresión.

El 2017, me gusta para "año de colaboraciones". Trabajar uniendo inspiración,  fuerzas, o ideas al lado de gente que admiro, me parece un placer supremo! ¡Y si se dan una vuelta por los sitios de la ilustradora Sara, entenderán mejor porqué digo lo que digo, sus ilustraciones son hermosas!


Me dejo de tanto suspenso y les comparto las imágenes y un resumen al final de mi parte en proceso.
Quedó un libro muy  bonito, pequeño de tamaño y enorme en belleza! Quien guste tener uno, estarán listos en la Feria Quehacer del libro en CDMX y pronto en Mendoza con Sara.


Cuento, Sara Nietto. Plana previa al plegado.



 

Taxonomía de un jardín no ordinario. Tapa
Taxonomía de un jardín no ordinario. Tapa
Taxonomía de un jardín no ordinario. verde
verde
Luego de investigar en varios formatos y materiales, me decidí por hacer esta especie de bolsita para ir al mercado por plantitas nuevas para mi jardín. 

Té con leche
betabel

  
telas teñidas
jugar con el color


Teñido telas libro
Teñido para las bolsas


PD:  A fin del año pasado, en el grupo de Paula Lesina surgió el reto de hacer colaboraciones en nuestros respectivos blogs, allí nos conocimos, gracias Paula!


© Fetiches de cartón • Theme by Maira G.